Sobre nuestra alimentación

Actualizado: 28 ago 2020

Alimentar todos nuestros tipos de hambre lleva tiempo, atención, fuerza de voluntad, deseo, focalización, sueños y proyección, también dinero, energía, cooperación y unión con otros, comunicación y programación; y para hacer todo eso bien necesitamos un muy buen nivel de habilidad básica.


Alimentar nuestra hambre con éxito para estar libres de sentir hambre en cualquier nivel, requiere una de educación holística, porque para satisfacer necesitamos entender quiénes somos realmente. Ignorar cualquier aspecto de cómo funciona nuestro ser como mecanismo de 6,3 trillones de células, sería como vivir en la oscuridad y negar nuestro sentido de vista.

Si nunca hemos experimentado la vista no, sabemos que nos estamos perdiendo; pero si lo hemos experimentado, entonces tenemos que hacer un ajuste mayor. El hecho es que nuestro ser divino interior quiere que lo conozcamos porque él es la fuerza detrás del mecanismo que nos mantiene vivos.

Algunos TIPS de alimentación para el cuerpo físico


1. Eres lo que comes: por esta razón se sugiere estar consciente y ser cuidadoso, respetarnos y elegir bien lo que nos llevamos a la boca, estar informados de que es lo mejor para cada uno. Comer ecológico no siempre es suficiente.


2. Come superalimentos, que son elementos extraordinariamente concentrados en nutrientes que nos da la naturaleza (chocolate, espirulina, Chlorella, áloe…) y también alimentos silvestres (hongos, bayas, hierbas medicinales…).


3. Come colores (naturales): los pigmentos naturales de los alimentos son los códigos de la naturaleza para una buena salud. Comer colores variados cada día y en cada comida permite equilibrar el organismo, pues cada color tiene relación con un órgano o sistema y nos aporta salud y longevidad.


4. Come grasa de calidad (semillas, paltas, aceite de oliva y otros aceites) y añádela a los batidos de colores, calentados a temperatura corporal (máximo 40 ºC), para incrementar un 60% la absorción de fitonutrientes y alargar el efecto protector en el organismo hasta 72 horas.


5. Toma agua con sal marina sin refinar antes de iniciar cualquier tratamiento; te permitirá recuperarte. Muchos de los problemas de salud tienen origen en la deshidratación. Comienza con una cucharadita de café en un litro de agua de manantial durante dos días y continúa aumentando paulatinamente la cantidad de sal.

6. Combina: superalimento más superhierba medicinal para gozar de una salud óptima. Mezcla, infusiona, macera diferentes superalimentos con hierbas en agua de pura, cada día. Otra opción es combinar con chocolate crudo, que es un vehículo excepcional para hacer llegar los principios activos de la hierba medicinal al organismo.


7. Los cinco alimentos clave de la dieta de algunas de las personas más longevas del planeta son grasas de calidad (como el aceite de oliva), chocolate, canela, ajo y miel entre otras fuentes de alimentación.


8. No bebas agua del grifo. Esta agua crea consciencia de grifo y cañería (te llevará dónde quiere el sistema: controlado, desvitalizado y contaminado). En contraposición, el agua pura, de manantial o magnetizada o solarizada, crea consciencia de agua natural que fluye, se oxigena, se funde con los elementos de la tierra y es reparadora.


9. Duerme mejor pasando alguito de frío, que calor, y siempre sin almohada y con pies y caderas más arriba que la cabeza. Te permitirá descansar mejor, reponerte más rápido y estimular tus defensas.


10. Reflexiona: cuáles son las cosas que aceptas que te están haciendo perder el control sobre tu vida y que no están alineadas con lo que en verdad anhelas.


11. Tu curación está dentro de ti, aunque el apoyo de tu entorno es el principal aliado en el proceso. El sentimiento de pertenencia a la comunidad, de estar arropado por la familia y los amigos es clave para tener una vida feliz.

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

KÉFIR